Instituto América

Modelo Educativo

Congregación de las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado Espiritualidad de la Encarnación

Es el fundamento de la Congregación y de todas sus instituciones. La verdad máxima de un Dios que opta por su pueblo, que decide apostar a su hijo amado por la salvación del mundo.

Buscamos reproducir esta misericordia para vivir como Dios lo hizo, apostando por las personas y su salvación.

Jeanne Chezard de Matel

Fuente de la Espiritualidad CCVI

Siglo XVII

Hace casi cuatrocientos años vivió en Lyon Francia, una religiosa contemplativa, Jeanne Chezard de Matel quien vivió a profundidad el Misterio de la Encarnación y nos dejó la espiritualidad que está en la identidad de todas las congregaciones del Verbo Encarnado.

Claudio María Dubuis

Fundador de la Congregación

1869

En 1869, un obispo Francés enviado a Texas, EUA, ante todas las necesidades de los tiempos que encontró, recibió la inspiración del Espíritu Santo de buscar la fundación de congregaciones religiosas que atendieran a los niños, los enfermos y los desamparados de su diócesis. Así Claudio María Dubuis, se convertiría en el FUNDADOR de las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado. Las Hermanas desde entonces siguen la inspiración del CARISMA, o don del Espíritu del fundador, que redactó en su carta fundacional:

“Nuestro Señor Jesucristo, sufriendo en una multitud de enfermos y desvalidos de todas clases espera el alivio de vuestras manos”.

La congregación de hermanas de la caridad del verbo encarnado

Ha existido por más de 130 años desempeñando su MISIÓN en diferentes partes del mundo, actualmente en:

EUA, México, Guatemala, Perú, África y China. Aún nos referimos a la Congregación como las CCVI (siglas en latín que significan Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado).

Provincia de México

En muchos lugares de México, la Congregación desempeña su labor apostólica en: hospitales, escuelas y en comunidades pobres o con necesidades específicas.

Colegios CCVI

Entre los diferentes ministerios de la provincia de México, se encuentran 8 colegios distribuidos en diferentes estados de la República Mexicana, así como 2 Universidades, una en la ciudad de México y la otra en Irapuato, Gto. El Instituto AmÉrica es uno de los 8 colegios que atiende la Congregación.

Misión

Las Instituciones Educativas de las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado, forman integralmente a la persona, mediante el desarrollo de sus facultades humanas y espirituales y el dominio de sus habilidades, para servir a las personas.

Visión

Ser una Institución consolidada y reconocida, que logre estar a la vanguardia en educación católica de calidad.

Símbolos

Emblema CCVI

  • IHS: Siglas en latín de Iesu Homini Salvatur, que significa: "Jesús Salvador de los Hombres".
  • Clavos: Símbolos que nos recuerdan el amor salvador y misericordioso del Verbo Encarnado.
  • Corona: Es un círculo de intensa profundidad, que nos refleja la vida que la Santísima Trinidad nos comunica. Nos recuerda que la fuente, centro y cúlmen de nuestra vida es Dios.
  • Corazón: Este emblema es el sello que el Verbo puso en nuestro corazón. Nos marca como personas consagradas a Él.
  • Símbolos

Flor de Lis

La flor de lis ha sido un símbolo de los Colegios C.C.V.I. desde su fundación en México. Este símbolo nos recuerda los orígenes de la Congregación.

Las primeras Hermanas se formaron en Francia y trajeron con ellas tradiciones y costumbres. En Francia, la flor de lis es una señal de la elección de Dios y nos recuerda que Él escoge a su pueblo y lo bendice en sus esfuerzos.

Esperamos que la flor de lis te recuerde que tenemos una larga historia y que somos elegidos por Dios para llevar a cabo su misión.

Escudo del Instituto

Los Colegios de las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado usan el mismo escudo excepto por las siglas particulares de cada colegio.

El escudo nos recuerda que Jesucristo es la verdad que nos lleva a la vida verdadera por eso dice “Por la Cruz a la Luz”. Además se representa a una lámpara de aceite sobre un libro, símbolos del conocimiento.

El Instituto América usa las siglas IA en la parte superior del Escudo.

Saludo

Ha sido costumbre en la Congregación saludarse alabando al Verbo Encarnado, Señor de nuestras vidas.

Por eso en el colegio nos saludamos con la siguiente Jaculatoria:

Alabado sea el Verbo Encarnado

Para siempre, Amén

L.V.I.
C.C.V.I.

Abreviaturas

El latín ha sido por muchos siglos el idioma oficial de la Iglesia católica, por eso la Congregación utiliza algunas abreviaturas:

L.V.I.

L Laudetur Alabado sea
V Table cell Table cell
I Table cell Table cell

C.C.V.I.

C Congregatio Sororum Congregación de las Hermanas
C Caritatis de la Caridad
V Verbo del Verbo
I Incarnato Encarnado

Angelus

El Ángelus es una oración que se ha rezado en la Iglesia por más de 1000 años.

En muchas partes del mundo los cristianos lo rezamos a las 12:00 horas, para que nunca se nos olvide que nuestro Padre Dios envió a su Hijo Jesús, para salvarnos y llevarnos a la plenitud de la vida. Por esta oración pedimos a la Santísima Virgen María, nos alcance la gracia de siempre estar dispuestos a cumplir la voluntad de Dios.

El Ángel del Señor anunció a María

Y concibió por obra del Espíritu Santo

Dios te Salve María …

 

He aquí la esclava del Señor

Hágase en mí según tu palabra

Dios te Salve María …

Y el Verbo se hizo carne

Y habitó entre nosotros

Dios te Salve María…

Ruega por nosotros santa Madre de Dios

Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Oremos

Rogámoste, Señor, derrames tu gracia en nuestros corazones, para que habiendo conocido por la voz del ángel la Encarnación de tu Hijo, por los méritos de su pasión y de su cruz, lleguemos a la gloria de su resurrección. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Himno al Verbo Encarnado

Somos hijos del Verbo Encarnado
hay acaso nobleza mayor,
invoquemos su nombre sagrado
y entonemos un himno en su honor   y entonemos un himno en su honor.

Verbo Eterno, tus hijos amantes
a Ti claman con férvido anhelo
y elevan los ojos al cielo
esperando les muestres tu faz.

Sus plegarias acoge benigno
a sus ruegos inclina tu frente
y de gracia copioso torrente
en sus almas derrama Oh Señor.

Somos hijos del Verbo Encarnado…

Corazones a Ti consagrados
y que tienen por único anhelo
extender Tu reinado en el suelo
que por patria les diste, Señor.

Son Oh Cristo las huestes triunfantes
que a tu nombre su vida ofrendaron
y en la lucha gloriosa clamaron:
¡Gloria, gloria para Ti, Rey inmortal.

Somos hijos del Verbo Encarnado…